“No fue sólo un film”

El jueves 8 de noviembre se llevó a cabo la  última clase del ciclo cátedra libre “Genocidio presentado por el juez Leandro Picado, mentor de la cátedra.

Luego la profesora Graciela Jinich (ex representante “Shoah fundation” y ex directora del museo del holocausto) hizo una introducción sobre testimonios y memoria para presentar el documental  “Algunos que vivieron” dirigido por Luis Puenzo. Asimismo, la profesora, también estuvo involucrada en aquella cinta,  ya que se encargó de reunir dichos testimonios

Alli, entre el público, muy ansioso se encontraba el nuevo “Secretario de la confederación Argentina de la Daia”: Gabriel Anmunth. Nombrado para su gran asombro el 8 de octubre, por sus compañeros.

Al enterarnos de dicha asunción, nos acercamos para ante todo felicitarlo, luego robarle unas palabras.

Su manifiesto fue concreto, Se le juntaron las emociones.

Hoy día ocupa un cargo muy importante en la comunidad. Luego nos contó que lo más interesante que le había sucedido es que estuvo en la ciudad de Buenos Aires en el mes de octubre, en la casa de una sobreviviente. La misma grabó a través de youtube un testimonio para la policía de la provincia de Entre Ríos, nos cuenta que hoy día es una anciana, la cual podemos ver en el film, mucho más joven pero fue lindo verla en la película después de haberla visto personalmente.

Sus palabras concluyen con un: “estoy muy emocionado”

Este año se da por finalizado las charlas de genocidio en la ciudad de Bahía Blanca. Una nueva agenda nos espera para seguir concientizando.

Mirada cautiva

En agosto se llevó a cabo un homenaje al artista Abel Versacci (nacido en General La Madrid, pcia de Buenos Aires, el 20 de septiembre de 1922 y fallecido en noviembre de 1999. . Estudió pintura y grabados. Visitó importantes  museos de Europa, Estados Unidos y Brasil). El mismo consistió en la exposición de algunas de sus obras, en el hall de entrada de gerencia de cultura y acción comunitaria.

Qué es lo que nos lleva a querer compartir nuestros sentimientos más ocultos? Sería conveniente saber lo que realmente significa?

Será que los artistas producen para sí mismos o para el público?

Angustia, tristeza, melancolía son el sello de una marca registrada. Quien acuda deberá saber que se encontrará con los más bajos instintos de la congoja.

Allí encontraremos un factor en común: La Desesperanza.

El  mundo oscuro de la incomprensión nos llevan a éstas pinturas que tienen como protagonista al artista: Abel Versacci

Obras Tales como: Chelito sanguínea, Piés, Sin Título, sin título sanguínea. Demostración de tristeza, angustia y melancolía son parte del itinerario para recorrer.

Quién podría considerarse idóneo para juzgar una obra de arte? Aún siendo un erudito, podría ser capaz de opinar sobre lo que cree conocer?

Nuestra mente nos lleva a rincones impensados en momentos inesperados. Debemos respetar a quien mira diferente. Y sólo así, tal vez, podamos entender algún día, aquella obra de arte que tanto nos costó comprender.

 

 

Un ¨chocolate Baley¨ para deleitar

 

Imagen: PES Stats Database

En la sala de la Universidad Nacional del Sur, colòn 80,se llevò a cabo un homenaje al jugador, Héctor Rodolfo Baley.

Alto, risueño y amiguero. Amante del futbol, la familia, los amigos y la caza. Su nombre es marca registrada en el futbol whitense. Defendiò el arco de varios equipos nacionales. Cabròn pero ¨muy buen tipo´, como lo definen su allegados.

En la sala se hizo presente el hermano del homenajeado, ¨Cacho¨Baley

Primeras figuras, amigos y vecinos fueron parte de un emocionante documental de una hora de duración.

Nombres tales como ¨El pato¨Filliol, Menotti, Cayetano Rodríguez y Alberto kempes entre otros, fueron la recopilación perfecta para un reconocimiento de alto voltaje.

Periodistas, hinchas y curiosos en un mano a mano desbordado de cariño y recuerdos

Reportajes, fotos saludos y aplausos fueron el escenario de una noche futbolera whitense.

 

“Proyecto Posadas”

 

Idea y dirección: Andrés Binetti. Asistente de dirección: Francisco Mayor.
La obra se ambienta en la década del 70. Su acción transcurre en una peluquería

Un grupo de 5 personas, entre ellos 4 militantes y un enamorado, y Un amor oculto hacia el líder revolucionario: Posadas. Allí se revive un cruento momento de la historia argentina. Ideales subversivos ante una política devastada por el horror y el sometimiento.
Planes para intentar cambiar el mundo pero con un acompañante detonante  que caracterizaba la época y sus actores: las armas de fuego.

Luego  un miembro de aquella época, Victoria, sería la protagonista en un presente lleno de melancolías y traumas.

Allí un grupo de estudiantes de cine, la contactan para entrevistarla por su participación en la agrupación montoneros, ya que deseaban realizar un corto con su historia para participar en un concurso

Victoria, comienza a flaquear ante los jóvenes y demostrar que aquellos ideales quizás, no valieron la vida de sus amigos, y aquel amor oculto por Posadas.

Finalmente el desahogo y los llantos ante cámara. También quedarían registrados el dolor de un novio rechazado.

“Proyecto Posadas” será interpretada hasta el mes de julio en diferentes escenarios dela ciudad, gracias a la municipalidad de Bahía Blanca quien ofrece a sus residentes gran variedad de eventos gratuitos.

 

La humildad de un apasionado

 

 

Calentòn, frontal, de buen corazón y un apasionado del fútbol, asì es Daniel Ferryra. Un dirigente del Club Atlético Pacìfico, que desborda compromiso.

Compromiso que quise plasmar en èsta pequeña entrevista a un personaje emblemático del deporte local.

  • Còmo fue què llegaste al club?

Desde los cinco años que estoy ligado al club. La verdad hice todas las inferiores en Liniers. Vivo acà a dos cuadras, creo que no me quedaba otra. En el colegio siempre me volvieron loco que tenía que venir a jugar acà. Mi viejo me traìa a ver el partido de primera. Para mì pacìfico es mi vida, mi casa

  • Por quiènes te acercaste al club?

Mi hermano siempre jugò acà. Mi cuñado. Mis sobrinos son todos hinchas de pacìfico. Mi vieja también pegada al alambrado del club.

  • Còmo està constituìda tu familia?

Ahora – su mirada denota tristeza – mi papà y mamà fallecieron. Ellos siempre estuvieron ligados al club. Mi hermana y mi sobrina que viven en Cerri, y mi hermano que vive con la señora y mi sobrino.

  • Còmo llegaste a ser dirigente?

En realidad la palabra ¨dirigente¨me queda grande porque si bien estoy las 24 horas ayudando en lo que se necesite, me gusta el compromiso. Ver ganar a un equipo de federal ¨B¨, eso es lo que te emociona

  • Un sueño cumplido y uno sin cumplir.

Un sueño cumplido ver a mi sobrino jugar con la camiseta de pacìfico, y sin cumplir me hubiera gustado salir campeón cuando jugaba.

  • Còmo explicarìas la pasión por el club?

El año pasado perdìamos con ¨Libertad¨ 1 a 0 en cancha ¨la Armonìa¨. Se lo damos vuelta, pero nos empata Gigena. Y en el último minuto hace un gol de cabeza Villalba. En ese instante me larguè a llorar. Si eso no es pasión.

El bullicio caracterizaba el lugar. Los jugadores concentrados en un càntico nos contagiaban la alegría del momento. Detràs nuestro, en los vestuarios se escuchaba y se sentía la euforia de una pasiòn

Los cantos y la tarde, me hicieron notar que era hora de retirarme.

Con un gran abrazo como si nos conociéramos de siempre nos despedimos, pero con la promesa de volver y ser partìcipe de aquella pasión contagiosa. Ver un partido en cancha local.

36 años, un hijo. Deportista acèrrimo y una incansable frase que siempre lo acompaña ¨la plata no compra la gloria¨. Su esencia: pasìon y respeto. Èl es Daniel Ferreyra: un hincha de buen corazón.

ReTrOsPeCcióN

 

 

Sin llanto y sin explicación nos fuimos despidiendo brusca y silenciosamente. Sòlo esperaba verte partir, hasta que aquel fatídico dìa llegó.
Desde entonces todo fue bagaje entre tinieblas, rencores, gritos y celos.
Hoy luego de 11 años me invade la incertidumbre. Debo emprender un viaje en busca de una explicación.
Me subo a un tren. El material oxidado y las malas condiciones de su estructura llaman mi atención. Los pisos rechinan. Todos miran, nadie observa. Las ventanas están rotas.
Hace frìo. Es de noche. Intento disimular mis miedos e inseguridades. Camino por los andenes en busca de un asiento, discriminando quien sería mi acompañante en el viaje.
Me acomodo. Sube un vendedor ambulante con un pequeño niño. Mueve los labios. No logro escucharlo. No tengo plata. Lo ignoro.
Tengo quien me acompañe, pero debo ir sola. Voy en busca de una transformación: la oscuridad en luz, el rencor en perdón y aquel dolor, que no pudo apaciguarse con el correr del tiempo, en el regocijo del agradecimeinto.
LLeguè a destino un dìa de abril. No fui bien recibida. Llorè, asimismo, jurè que volverìa a intentarlo.
Lejos de aquellos días grises me encuentro congeniando junto a mis ángeles y demonios.
Días de furia, amor y desamor. Ira, templanza, encuentros y desencuentros.
Primeros, segundos, terceros …
Sexo, lujuria, celos, indiferencia, orgullo y decepción. Unidad, desunión, compañerismo , comprensión, pobreza y riqueza. Llantos, risas, alegrías y tristezas. Virtudes, defectos y debilidades son el conjunto de una huella marcado a fuego en mi alma.
Hoy, luego de haber experimentado el desamor puedo decir: encontré mi calma, mi sendero y mi andar.
No obstante, esperaré ansiosa la llegada de aquel tren que me lleve nuevamente hacia un camino que no he terminado de recorrer.