Emigración en Argentina: figurita repetida

España y Estados Unidos son los destinos más elegidos por los argentinos para emigrar. El 30% se dirige al país europeo y el 23,3% a Norteamérica. 1.1 millones de argentinos se encuentran dispersos en el mundo, considerando datos del 2020. El porcentaje se incrementó un 54,9% con respecto a los números de 2010.

emigracion-1

Éxodos históricos.

Técnicos y científicos emigraron luego del golpe de Estado en 1966 en la famosa “Noche de los bastones largos”. Con la conducción del golpe militar del general Juan Carlos Onganía y el gobierno de Arturo Umberto Illia se impulsó la “Revolución Argentina”. La Universidad de Buenos Aires (UBA) fue una de las tantas instituciones que repudiaron el gobierno de facto. Este mismo promulgó una ley que permitía la intervención de las universidades. Así fue como la “Operación Escarmiento” desalojó facultades, reprimió y detuvo docentes y estudiantes. Quienes pudieron librarse protagonizaron el primer gran exilio de la Argentina.

El segundo fue mucho más grande y se dio durante la dictadura militar. Entre 40 y 50 mil argentinos escaparon del país. Los números no son completamente exactos, ya que es difícil recomponer los datos de un proceso tan violento y clandestino. Fueron desterrados artistas, científicos, dirigentes sindicales, profesionales de distintos ámbitos laborales, muchos de ellos militantes políticos que temían por su vida. Algunos expertos lo definen como una diáspora, debido a su dispersión demográfica.

emigracion-2

Hiperinflación: otro de los motivos por los que tantos argentinos dejaron su país natal. En febrero de 1989 el país alcanzó un pico de 194% de inflación mensual. Fuga de capitales, salarios pulverizados, caída del PBI, pobreza, hambre y desempleo fueron las características de esa época.

Abundaban los medios y la información en el 2001, por lo que los datos de esa etapa están algo más comprobados. Entre ambos procesos se estiman más de cien mil argentinos que se fueron del país.

El comienzo de siglo no fue para nada gratificante en Argentina, ya que la crisis del 2001 fue el último gran éxodo. En esas fechas varió la composición social de los emigrantes y se sumaron profesionales de distintas ocupaciones. La crisis económica, política y social que inició en la década de los 90 y estalló a principio de siglo acentuó este proceso.

Hoy no parecen ser sólo hechos históricos, la emigración en Argentina es una realidad. La crisis económica, la inseguridad y la búsqueda del bienestar laboral y personal son algunas de las causas. La pandemia de Covid-19 ha acentuado estos problemas y es por eso que, según un estudio de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), el 75% de más de 1.100 personas consultadas consideró la posibilidad de emigrar.

A pesar de esto, los números en Argentina son bajos en comparación con otros países sudamericanos. Es el segundo país con menos migración (2,3%) detrás de Brasil. La estadística más importante la tiene Venezuela con un 16,7% que representan a más de 4.5 millones de personas.

Testimonios de argentinos que emigraron o buscan hacerlo.