Reseña: WandaVision

Una sit-com tomada enserio

WandaVision inicia siendo de los proyectos más originales producidos en el Universo Cinematográfico de Marvel. Fuera de contexto, se presenta a los ya conocidos Wanda Maximoff y Visión viviendo felices en una realidad estilo sti-com.

Aunque experimental, los primeros 2/3 capítulos donde prevalece el sit-com, funciona para generar un tono interesante, para luego ser alterado de a poco generando misterio sobre qué es lo que está pasando realmente. Otro aporte es el de mostrar una nueva faceta cómica al muy serio personaje de Elizabeth Olsen, similar a lo ocurrido con Thor en Thor: Ragnarok.

Pero no todo es positivo, el humor del apartado sit-com rosa lo insulso. Al punto de reflexionar si los chistes y gags son malos apropósito. A partir del 4to capitulo la serie agarra ritmo, introduciendo viejos y nuevos personajes “del otro lado”. Lo más destacable, como dice el título, es el desarrollo de los personajes de Wanda y de Visión. La aceptación y evolución de ambos tras los hechos ocurridos en Avengers: Endgame.

Sobre el final de la serie regresa a la fórmula habitual del UCM, con una confrontación final, evolución a nivel narrativo y de poder de la ahora oficial “Bruja Escarlata”. Sin ser la más explosiva ni satisfactoria de las batallas, consigue un final muy emotivo, y lo más importante, sitúa algunas pistas para lo que está por venir en este imparable universo de superhéroes y ganancias.