Una guitarra y una voz

El Quincho del Club (Club Universitario), ubicado en San Juan 651, Diego Gordillo y Guille Dambolena le pusieron música a una noche soñada, e hicieron que toda la gente que asistió al lugar cantara y bailara.

La noche fue espectacular, y con una temperatura muy agradable, las personas que se acercaron a escuchar a este duo fueron muchas.

Comenzó a las 23 horas, con covers de bandas argentinas, como por ejemplo, Guasones, Las Pastillas del Abuelo y Babasonicos, que generaban las ganas de cantar al público que, sin dudas, ya comenzaban a meterse a los espectadores en el bolsillo.

El show fue acustico, una guitarra y una voz fue suficiente para movilizar a las personas que estaban sentadas en sus lugares para que se acercaran a los artistas y tener una mejor perspectiva y mejor sonido.

Ya con el público de pie y cantando al ritmo de la música, se escuchó de fondo Un Pacto, de Bersuit Vergarabat que el punto más alto de la noche, ya que se podia ver en las caras que realmente estaban disfrutando del show y acompañando al vocalista con coros y aplausos. Pero no fue todo.

Antes de cerrar, encontraron la forma de que la gente siguiera pasandola bien y hacerla bailar cuando comenzaron a sonar covers de cumbia. Maramá, Rombai y hasta Damas Gratis fueron parte del repertorio cumbiero.

Este dúo contó también con la participación Tomas Fernandez Diaz, guitarrista que, no dudó en aceptar, y subió al escenario para interpretar temas de Las Pastillas del Abuelo y de otros artistas reconocidos. Sin dudas, el aporte de Tomas fue increíble, y sumó para que este show sea aún mejor.

Este acustico duró aproximadamente 3 horas, y nunca tuvieron la necesidad de parar, lo que generó que el público se fuera muy satisfecho.