NO HAY 2 SIN 3

Bahía Blanca se dio el gusto, y orgulloso debe estar, de promover e insertar árbitros en la elite de nuestro futbol, hablamos de la Superliga. Pero eso no es todo, grandes labores también en la segunda categoría (B Nacional) y torneos nacionales como la Copa Argentina, incentivan a que el referato bahiense siga creciendo y apostando a sus raíces.

Bruno Bocca con 27 años, sin tener una vasta experiencia a nivel nacional, enfrentó sus primeros desafíos en la máxima categoría sobre el final de la Superliga de este año. El encuentro entre Arsenal y Patronato el día Lunes 9 de Abril (fecha que no olvidara jamás), correspondiente a la Jornada 22 marcó el debut en la Primera de AFA para el joven árbitro de la ciudad.

Antes de esta oportunidad, Bruno dirigió mucho en Bahía Blanca (Liga del Sur, Profesionales, Lifacal, Comercial entre otras), Liga de Tres Lomas, Liga de La Pampa, Argentinos B y C en su momento, hasta escalar e intentar permanecer en los torneos Federales y el torneo de la B Nacional.

Recuerda hablando con Bahía Positiva que le costó muchos en sus comienzos, con apenas 20 años, tuvo que acostumbrarse a tolerar muchas cosas.

“Mi primer partido fue en una cancha de Futbol 5, me acuerdo que fui en bici e iba pensando, ¿Qué voy a hacer?” igual señala que salió todo bien y pudo superar los nervios y ansiedad.

Además del arbitraje, estudio educación física en el Instituto 86 y trabajo en colegios y escuelitas de futbol, colonias de verano y gimnasios, hasta que en el año 2011 pudo establecerse e imponer su propio gimnasio de forma independiente. Bruno siempre estuvo ligado al deporte, pero sobre todo al futbol. Jugo 7 años en La Armonía, todas las divisiones inferiores, reserva y hasta primera no paro.

Metiéndonos nuevamente con el arbitraje, Bruno contaba “recuerdo muchos partidos, pero hay uno que recuerdo más porque fue muy visto y estaban mis instructores, fue Arsenal-Sacachispas por Copa Argentina”. El equipo de Primera B Metropolitana se dio el gusto de eliminar al equipo de viaducto por penales en esa ocasión.

Así como tuvo que tolerar y aguantar muchas cosas en un  principio, los torneos federales son bravos, y él lo vivió en carne propia. Alla por Julio del 2015, Sergio Testa y Bruno Bocca, dos árbitros provenientes del seno de la Liga del Sur, se vieron envueltos en un escándalo acusados de recibir coimas en dos encuentros del Torneo Federal A. Llegaron mensajes de texto a dirigentes del Deportivo Roca y Cipolletti desde  un numero con característica de Bahia Blanca. Esos mensajes ofrecían favores arbitrales a cambio de dinero.

“Al principio no lo podía creer, pero después por suerte no pasó nada. Hubiese estado bueno que se investigue hasta llegar con la persona que lo hizo. No me perjudico deportiva ni judicialmente” comentaba Bruno sobre ese episodio vivido.

Se viene un 2018 con buenas expectativas y deseos para Bocca que manifiesta “llego en un momento muy bueno, con muchos partidos en la 2da categoría y con mucha experiencia. Lo estaba esperando. Poder dirigir algunos partidos más en Primera y tener la posibilidad de dirigir partidos claves en la B Nacional para el ascenso a primera sería lo ideal para afirmarme”

El arbitraje bahiense comenzó a demostrar sus armas y se ha quedado en el campo de batalla. Cada vez más árbitros aparecen en los partidos importantes y tienen buena reputación dentro del ámbito arbitral.

Otro caso de crecimiento y notoriedad es el de Lautaro Andreis. Arbitro AFA, nacido en bolívar, criado en Carhue, y bahiense por adopción como dice su biografía en la red social del pajarito. Lautaro estuvo el pasado Sábado 14 de Abril como 2do asistente en el encuentro que se disputo en Caballito, hablamos de Ferro-Estudiantes de San Luis por la Fecha 23 del torneo de la B Nacional.

Distinto a su colega, Lautaro comenzó a meterse en este ámbito gracias a la invitación de un vecino “En Bahía vivía en una pensión cuando llegue, y un vecino fue quien me insistió para que me inicie. Empecé en la asociación que estaba en los galpones de la UNS, la cual dejo de existir rápidamente”.

Recuerda perfectamente su primer encuentro en el complejo Zibecchi, en una Liga Amateur y los primeros pasos en Infantiles de la Liga del Sur en Pedro Luro. Hoy en día, la Liga del Sur, la competición local tiene un nivel relativamente bueno en el arbitraje. Pero que muchos equipos tengan doble competición, decae el nivel algunas veces, ya que participan con juveniles y le quita competitividad al torneo analiza al árbitro sobre este punto.

“Creo que Bahia Blanca es un lugar con mucha competencia para los árbitros, siempre aparecen chicos con condiciones, el camino es largo y hay que ser muy profesional para poder llegar a AFA, y después progresar en categorías profesionales” remarcaba Lautaro acerca del presente arbitral en la ciudad.

Deja bien en claro que su meta final es llegar a Primera, trabaja para eso, pero este año espera poder seguir sumando partidos en la B Nacional con continuidad y permanecer en esa categoría, para luego dar el salto.

Esto decía cuando se le consultó sobre el cuestionamiento que sufren los árbitros en la actualidad y no tanto en el análisis del juego:

“Es parte del futbol, pero muchos periodistas lo usan o cuestionan para poder llenar espacios, y porque es un tema candente que le interesa a la opinión pública. La autocrítica siempre está por parte del árbitro, y en cada partido tenemos un veedor, que es quien nos cuestiona más profesionalmente”.

No le esquivo a nada, y nos dejó su opinión sobre el VAR. ¿Es una ayuda para árbitro, es de utilidad en nuestro futbol?

“Me parece una herramienta muy útil, que está en proceso de “aprendizaje” para todos los actores involucrados en su utilización, pero que con el paso del tiempo, se ira aceitando y será de gran ayuda”.

Brindemos por el arbitraje bahiense que está en la élite del Fútbol Argentino. Salud.